Saltar al contenido

Pasos para solicitar traspaso de vehículo

Ser parte de la compraventa de un vehículo usado requiere realizar una serie de trámites. Claro, siempre y cuando se quiera ir por la vía legal de lo que es realmente un cambio de propietario. Eso considerando que algunas personas, por tener un proceso más rápido, optan por no realizarlo

Cambiar el propietario de un vehículo usado en Colombia, es a la vez llevar a cabo un proceso de traspaso. Un trámite que permitirá estar completamente al día con la normativa, traspasando el vehículo con normalidad. Sí deseas conocer más acerca de este proceso, continúa leyendo.

En qué consiste en traspaso de vehículo

Al vender una propiedad vehicular, es también necesario el cambio de propietario. Se debe a que, ante la ley, aunque se reciba el dinero proveniente de la venta, el propietario no cambia. Quiere decir que, todos los asuntos legales de los que sea objeto el vehículo, deberán ser enfrentados por la misma persona.

Sí vendes un vehículo, no querrás seguir pagando impuestos y demás obligaciones que de él se deriven. Ocurre lo mismo sí eres el comprador, pues lo ideal es que puedas disfrutar los derechos otorgados al ser propietario. Entonces, el traspaso de vehículo consiste en trasladar la propiedad de una persona a otra, acompañada de derechos y obligaciones.

Requisitos para el traspaso de vehículo

Colombia dispone para las personas relacionadas con el sistema de tránsito, el Registro Único Nacional de Tránsito (RUN). Se trata de un sistema de información a través del cual se diligencian todos los trámites respectivos. Es también, el que se encarga de establecer las disposiciones necesarias para los traspasos de propiedad.

Por lo tanto, sí deseas realizar un traspaso de vehículo, deberás regirte por la normativa establecida. Eso sin dejar atrás que serán necesarios una serie de recaudos tanto del vendedor como del comprador. Se tratan de los siguientes:

  • Documento original de la licencia de tránsito, o la denuncia por la pérdida de la misma.
  • Fotocopia de la revisión técnico mecánico, en caso de que aplique.
  • Pago respectivo, derivado del trámite.
  • Contrato de compraventa con improntas adheridas.
  • Licencia de tránsito o la denuncia por perdida.
  • Paz y salvo de los impuestos derivados del vehículo.
  • Paz y salvo de infracciones y multas.
  • Certificado de existencia de representación lea, en el caso de las personas jurídicas, con una vigencia no mayor a 30 días.
  • Formulario del trámite debidamente diligenciado.
  • SOAT vigente.

Lugar para el traspaso

Un aspecto muy importante que deberás tener en cuenta, es el lugar en donde puedes traspasar el vehículo. De eso dependerá los pasos que debas seguir para lograrlo. Se debe a que, los traspasos en Bogotá serán realizados en una institución diferente a los del resto del país.

Un traspaso de vehículo en Bogotá se concretará en las oficinas de los Servicios Integrales para la Movilidad (SIM). Mientras que, en el resto del país el traspaso será en la oficina de tránsito donde se haya matriculado el vehículo.

Costo del traspaso

El SIM establece anualmente, las tarifas que tendrán vigencia durante el periodo. Eso con el fin de, dejar en claro a la población los montos que deberán pagar por los trámites que deseen realizar. Al ser un organismo central, establece los montos no solo para trámites en su oficina sino también para todas las instituciones.

En ese sentido, las tarifas establecidas también incluyen los montos que serán recaudados por otras dos instituciones. Se trata del Ministerio de Transporte y el RUNT, además, sumándole la retefuente que corresponde al 1% del valor del vehículo:

Placas en Bogotá

Las placas que correspondan al distrito capital, deben pagar un monto mayor. Eso debido a que el trámite lo controla el SIM, organismo que recauda una tarifa aparte del Ministerio y el RUNT. Entonces, el pago incluirá lo siguiente:

  • En el caso de automóviles, serán $113.500 al SIM, $25.400 al Ministerio de Transporte y $4.200 al RUNT. Arronjando un total de $143.100, a lo que se le suma el 1% del avalúo.
  • En el caso de motos, serán $53.900 al SIM, $25.400 al Ministerio de transporte y $4.200 al RUNT. Arrojando un total de $83.500, a lo que se le suma el 1% del avalúo.

Placas del resto del país

Cuando se trate de las placas matriculadas en otros departamentos, el pago disminuye bastante. El monto solo incluirá la recaudación del Ministerio de Transporte y el RUNT. Sumándole a ambos su respectiva retención de fuente.

Sí se trata de automóviles o motos, el pago será el mismo. Es decir, $25.400 pagados al Ministerio de transporte y $ 4.200 pagados al RUNT, arrojando un total de $29.600.

Pasos a seguir en un traspaso de vehículo

Traspasar el vehículo de un propietario a otro no te llevará más que a realizar unos sencillos pasos. Siempre y cuando cumplas con los requisitos, cambiar la propiedad no será una tarea difícil. Los pasos que deberás seguir son los siguientes:

  • Diligenciar el Formulario de solicitud de trámite, seleccionando la casilla de “Traspaso” en la ventanilla de “Tramite solicitado”. Además, rellenar todos los campos correspondientes:

Nota: Podrás tener acceso al formulario en el siguiente enlace: https://www.simbogota.com.co/pdf/formularios/Formulario_solicitud_automotor.pdf

  • Realizar la revisión técnica mecánica, en caso de que el vehículo tenga más de 6 años de antigüedad. Tener a la mano el certificado:

  • Anexar el contrato de compraventa o documento en donde se haga constar la transferencia de derechos. También deben anexarse a la solicitud los requisitos dispuestos anteriormente:

  • Realizar el pago correspondiente por el trámite realizado y el impuesto sobre la retención de la fuente:

  • Recibir la nueva licencia con los datos del nuevo propietario del vehículo cuando se apruebe la solicitud:

Razones para traspasar la propiedad de un vehículo

Seguir la legalidad en toda compraventa de la que desees ser parte es el mejor camino que puedes seguir. Eso considerando todos los riesgos que se corren al no actualizar el propietario de una propiedad y que causan inconvenientes. Tanto el nuevo como el antiguo propietario pueden verse afectados por no realizar el traspaso de vehículo.

Se trata, sobre todo, de las multas y obligaciones tributarias que tengan lugar con la propiedad. Estas son suficientes para que el vehículo pueda ser embargado o le sean cobradas obligaciones a alguien que ya no es poseedor.